Preguntas frecuentes

Preguntas Frecuentes

Necesito entender un poco más la diferencia entre el enfoque de su servicio y el que ofrece su competencia que mientras ellos me traen la mercancía, ustedes me la venden.

Aunque a primera vista no lo parezca, hay mucha diferencia. Nuestra competencia importa una mercancía que será tuya desde el momento en que estableciste el convenio, ya sea habiéndola pagado tú directamente al proveedor extranjero o pagándola ellos después de que les haces el encargo. En nuestro caso la mercancía es nuestra hasta que te la facturamos.

¿Y eso en qué se diferencia?

En mucho, porque cualquier problema que tengas con lo que compraste en el exterior, debes reclamarle al vendedor en el exterior, mientras que lo que compras en el país, lo reclamas en el país; y eso significa mucho dinero y a veces la pérdida del producto.

¿Qué tipos de problemas se me pueden presentar al hacer yo el pedido?

Te pueden pasar cantidad de cosas como por ejemplo te envían un producto diferente, llega dañado, averiado, defectuoso, usado, menos unidades de las que pediste, incompleto, te funciona solo durante un poco tiempo, etc.

¿Y pidiéndoselos a ustedes?

Solamente esperas a que te lo entreguemos y a que sea el (los) que pediste y te funcione correctamente.

En pocas palabras: ¿ustedes a qué se comprometen cuando venden un producto?

A que la mercancía que entreguemos sea exactamente la solicitada en todas sus características y desde luego, garantizando que funcione perfectamente durante un tiempo determinado y previamente pactado contigo.

¿Al hacer notar esta diferencia ustedes quieren desprestigiar a la competencia?

No en absoluto. Las empresas que te traen mercancía ofrecen otro tipo de servicio a otros precios. Solo tratamos de resaltar la característica de nuestro servicio, para que el cliente tome su propia decisión en base al riesgo que esté dispuesto a asumir.

¿Qué productos estarían dispuestos a venderme para cubrir mis necesidades o las de mis clientes?

En general cualquier artículo que según nuestra legislación y régimen de comercio exterior sea de libre importación en Colombia.  Como las posibilidades son indeterminadas, en el formulario Solicitud de Cotización le daremos respuesta para cada caso en particular. Sin embargo y a manera de ejemplo debemos advertir que existen algunos productos con los que no trabajamos, como son por ejemplo los alimenticios, perecederos, armamento de ningún tipo, explosivos, sexo, productos químicos, materia prima, farmacéuticos, etc. Como no tenemos una lista de exclusiones, ellas serán definitivamente aclaradas al responderte al formulario de Solicitud de Cotización que nos envíes.

¿Existe algún limite en el precio o valor FOB de la mercancía que yo pueda pedir?

No necesariamente, pero nuestro servicio y experiencia abarca principalmente mercancía cuyo valor FOB no sobrepasa los US$2000 por unidad de producto. De todas maneras, no nos limitamos en este sentido y cualquier negocio que estés interesado en hacer con nosotros, será bienvenido, considerado y cotizado.

¿Y en cuanto al número de unidades? Por ahí he visto que hay un límite a un máximo de seis.

Manejamos esa restricción; nos puedes pedir las unidades que desees.

En cuanto a productos de bajo nivel de precio y muy poco peso en libras, por ejemplo, un artículo cuyo costo es de US$10 y pesa 2 libras, ¿ustedes me lo venden, habida cuenta que de traerlo yo personalmente el transportador me aplicará valores mínimos debido al poco peso?

El peso no tendrá mayor relevancia para nosotros en la liquidación de nuestra cotización ya que al consolidar la mercancía que traemos diariamente, no nos afectan los mínimos cobrados por los Courier.

Bueno, ya me convencí de que la mejor decisión es traer con ustedes el producto que deseo. ¿Qué debo hacer de aquí en adelante?

Lo primero que debe hacer es contactarnos llenando tus datos en el Formulario de Solicitud de Cotización o comunicándote con nuestro personal de ventas. Será muy importante detallar exactamente la descripción del producto y de ser posible el Número de Parte (P/N). Esta información define exactamente el producto. Si no sabes del número de parte, entonces nos describes muy bien el producto y nosotros investigamos y te lo buscamos para cotizártelo.

A continuación, dentro del menor tiempo posible te será enviada nuestra cotización en dólares americanos del precio del artículo más el costo del transporte (opcional) por concepto del costo del envío a tu dirección. También se establecerán dentro de la cotización las condiciones de pago.

Estando de acuerdo con los precios y condiciones de pago nos lo informas por cualquier medio escrito y en seguida procedemos a elaborar el pedido en el exterior.

Cuando llegue el producto, se te informará por correo electrónico o se te contactará telefónicamente a fin de coordinar la entrega de la mercancía.

¿Cuál será la forma de pago?

Depende de muchas variables y circunstancias. Cada caso se considera por separado. A clientes recurrentes o a nuestros Socios de Negocios les asignamos un cupo de crédito rotativo que depende del volumen de sus compras y capacidad de crédito.

Casualmente mi empresa que se dedica a visitar grandes y medianas empresas y quisiera traer con ustedes los productos que ellos me solicitan. ¿Ustedes me darían crédito?

Claro que sí. Llevamos muchos años suministrando mercancía extranjera para empresas que operan de la manera que nos describe y que llamamos Socios de Negocios. Simplemente nos presentas tu empresa, diligencias un formulario sencillo de solicitud de crédito que te será enviado y estudiamos un cupo rotativo de crédito a 30 días para facilitarte financieramente tu operación. En la medida que te fidelice a comprarnos y seas cumplido en tus pagos, se podrá ir incrementando el cupo.

¿Y ustedes piden anticipo?

Todo depende del cliente y del producto. A clientes con demostrada seriedad en su comportamiento comercial, se les da trámite a sus pedidos sin este requisito; en pedidos de alto valor, el anticipo casi siempre es necesario.

Si después de haber tramitado la orden de compra me arrepiento, ¿no hay nada que se pueda hacer?

No, el proceso es irreversible, tendrás que recibir la mercancía y pagarla.

¿Y si hice anticipo y ya no quiero la mercancía?

El anticipo no se devuelve. El anticipo no se contabiliza como pago parcial de la mercancía sino como garantía de seriedad del pedido que se abona al total de la deuda al momento del pago. En caso de retracto será destinado a los gastos de exportación y el “restocking fee’ que es un valor que descuentan los proveedores en el exterior para cubrir sus costos administrativos en caso de reintegro de la mercancía, o para poder realizar el producto minimizando la pérdida.

¿Y cómo funciona la entrega de mi pedido?

Si es en Bogotá, nosotros te lo enviaremos avisándole previamente para coordinar la entrega. si resides fuera de Bogotá, la mercancía se te enviará a la dirección suministrada, empleando para ello una compañía transportadora de reconocida experiencia y trayectoria en Colombia, que te entregará a ti o a la persona que autorices.

¿Qué sucede si cuando al recibir la mercancía esta no se encuentra en las condiciones o circunstancias ordenadas y pactadas?

Uno de los valores agregados más importante de nuestro servicio es que los acuerdos se cumplan, es decir nuestros clientes deberán quedar totalmente satisfechos en el sentido de que habrá correspondencia y exactitud en que lo que nos pidieron y que recibieron. Por tal motivo, al recibir la mercancía y delante de quien la está entregado deberá constatar de cualquier anomalía externa. Por ejemplo, nos pediste un display para tu computador que no está libre de que, por maltrato, mal manejo o accidente durante el transporte se rompa. Si tal situación se llegase a presentar, delante de la persona que te está haciendo entrega, dejas constancia de que llegó roto, y nos lo devuelves inmediatamente por la misma vía. En este caso responderemos solicitando nuevamente el artículo para enviárselo posteriormente sin costo alguno. De no ser seguir este procedimiento, no le podremos aceptar tu reclamo, por razones demasiado obvias.

Y siguiendo con el ejemplo del display, este me llegó bien en su aspecto exterior y en consecuencia lo recibí sin ninguna observación, pero después lo mando a instalar y resulta que no funciona. ¿Cómo proceder en este caso?

Distinto a como suele suceder con la mayoría de proveedores de este tipo de artículo, que eluden la responsabilidad arguyendo que fue mal manejo del elemento (sin poderlo demostrar), nosotros no tendremos esta política: aceptaremos tu reclamación y importamos nuevamente otro igual para reemplazártelo por concepto de garantía. Nos debes enviar entonces el producto en perfectas condiciones externas porque de otra manera no podremos aceptar la devolución; no sería sensato porque demostraría que en realidad si hubo un mal manejo por parte de quien lo instaló.

Y si algo así sucede y prefiero que en vez de que me reemplacen el artículo, más bien me devuelvan el dinero, ¿ustedes lo harían?

No señor, te lo reemplazamos por otro igual. Solamente en el caso de que ya no sea posible conseguirlo, como a veces sucede con cierta mercancía que se agota y se descontinúa su fabricación, solo bajo esta circunstancia te devolveremos el dinero.

Y si yo por ejemplo les pido una batería o un display para mi portátil, sobre los que ustedes ofrecen una garantía de seis meses, y a los cinco meses ya no me funciona, ¿me la cambian por otra nueva?

Sin ninguna duda, te la reemplazamos por otra nueva que deberemos importar nuevamente, sin costo alguno para ti. En este sentido tenemos que ser muy cuidadosos y antes de ofrecer un plazo de garantía a cualquier artículo, basados en nuestra experiencia, tasamos el tiempo de respaldo. Si tratase de una memoria para computador podríamos asignarle un año. Habrá otros productos sobre los cuales el tiempo de garantía será menor.

Pero si en este caso ustedes me entregan una nueva batería, pierden dinero, entonces ¿cuál es su negocio?

Claro que perdemos dinero como sucedería a cualquiera persona que, en vez de contratarnos, trae o manda a traer y recibe algo de mala calidad: esta persona no tendrá a nadie a quién reclamarle, y si el proveedor le llegase a responder, el solo devolver la mercancía le acarreará múltiples gastos y demanda de tiempo. Nuestro negocio consiste en minimizar este tipo de ocurrencias seleccionando minuciosamente a nuestros proveedores y la calidad de los productos que entregan. Por este motivo, cuando cotizamos, no necesariamente hemos escogido lo más económico, porque lo barato a la larga resulta caro. Siguiendo esta política comercial tendremos clientes satisfechos que nos traen más clientes al tiempo que minimizamos las pérdidas.

¿Y la garantía del producto que me entregó en reemplazo del defectuoso, se extiende otros seis meses?

No, finaliza dentro del periodo inicialmente ofrecido.

¿A qué tipo de clientes está dirigido el negocio de Lacomex?

A cualquier persona natural mayor de 18 años, o menor, pero con autorización de su tutor, o persona jurídica, legalmente establecida con certificado de Cámara de Comercio y RUNT vigente, residente en Colombia. El Cliente será usuario final del producto recibido o nos lo pedirá para comercializarlo a terceros.

¿Por qué razón me resulta beneficioso que ustedes se encarguen de importar para mí un artículo en particular en vez de yo mismo traerlo directamente a través de los medios o intermediarios que existen actualmente?

Como toda transacción comercial, lo que motiva cualquier decisión es la relación beneficio/costo.  Dentro de los beneficios se encuentran: dejar hacer a cada cual lo que mejor sabe para dedicar el limitado tiempo a su propia actividad en la que si se tiene experiencia; tener la total certeza y garantía de que lo que recibe corresponde exactamente a lo que pidió, que le funciona, que se encuentra en las condiciones y estado solicitados; que se le garantiza que le va a operar correctamente durante un plazo previamente acordado; que lo recibirá dentro de un plazo establecido de tal manera que podrá también estar seguro al establecer sus compromisos con terceros.

Otro beneficio importante es tener la seguridad de que el precio final no estará sujeto a imprevistos y costos ocultos que suelen ocurrir en estos casos.

¿Me podría aclarar, a qué se refiere con los valores agregados que recibimos sus clientes por traer la mercancía con ustedes?

Claro que sí. Según nuestra experiencia, muchos incidentes suelen suceder como resultado de traer mercancía al país. Cualquier persona que haga un pedido a un proveedor en el exterior no estará libre de que le suceda:

  • Que al recibir el producto en Colombia encuentra con que no cumple con las características del que se pidió, bien sea por error del proveedor o porque quien hizo el pedido se equivocó al momento de adquirirlo.
  • Que el artículo trabaja bien, pero al cabo de un tiempo deja de funcionar.
  • Que el proveedor en el exterior se equivocó y envió un ítem con una referencia o número de parte (P/N) diferente al solicitado.
  • La mercancía se pierde, es entregada en otra dirección o se la roban en el camino.
  • Cuando se recibe se encuentra deteriorada por mal trato durante la fase del transporte o inadecuado trato durante el mismo.

Cualesquiera de estas situaciones están perfectamente calculados dentro de nuestra tarifa en la que se ha incluido el valor agregado ofrecido por el servicio, de tal manera que nuestro cliente no correrá con ninguno de estos riesgos: recibirá exactamente el articulo solicitado en las condiciones de funcionalidad y en el estado previamente pactado con nosotros.

Pero si yo en vez de pedirles a ustedes, pido directamente a través de Internet un artículo al exterior y me ocurre algún percance como cualquiera de los enumerados, ¿le puedo reclamar al proveedor?, ¿quién me tendrá que responder?

Dependiendo del tipo de siniestro, será al proveedor o al transportador a quién deberá reclamar. Muchos, no todos los proveedores en Estados Unidos están dispuestos a responder por la calidad de sus productos. Los proveedores serios exigirán devolverles la mercancía y esto en la práctica resulta costoso y dispendioso. En Colombia reexportar mercancía es una labor con alto grado de dificultad y el costo de transporte en muchas ocasiones supera al del producto mismo. Reclamar al transportador es otro asunto sobre el cual nos abstenemos de comentar.